sábado, 17 de febrero de 2018

TIEMPOS DE CUARESMA



Aún recuerdo aquel paseo,
Paseo, de las acacias.
También llamado Lejío,
Que lejos del pueblo estaba.

Pero acacias si que había,
 y con olor, te embriagaban
En invierno un barrizal,
En  verano un polvicero.
Pero llega la cuaresma
 Y los amores inciertos.

 Se quedaron en el limbo,
de ese baile ahora desierto.


Era por eso el paseo,
Un cupido en el silencio.
Donde el amor se palpaba,

Sin querer y sin saberlo.
Allí se hilaban amores,
Cuando el salón se cerraba.
Que se deshilaban luego.
Cuando la tregua, se acaba.

Yo que pasaba de amor.
  Me metí en otra contienda.
Suspiraba por la casa.
 Que había tras una verja.

Con un jardín misterioso.
Y una mujer como dueña.
La casa estaría encantada.
Y una rosa sería ella.

Me sedujo el secretismo
Que esos hierros escondieran.
Pero en ese recorrido.
Dos pilones se entremezclan.

Con el amor y el encanto.
Y el recreo de las bestias.
Ahora luce ese paseo.
Oropeles por doquiera.

Esculturas y parterres.
Ya no existe polvareda.
Ni la casa misteriosa
Luce ya tras de su verja.

Ni lucen los dos pilones.
Ni ya se sacian las bestias
Ni se fraguan los amores
Porque el salón no se cierra.
Pero yo sigo soñando.
Con los tiempos, de Cuaresma 

( Bruna )

lunes, 12 de febrero de 2018

POR LAS CALLES COMO LOCA


Por las calles gritando  le llamaba.
Cayó, su corazón de pura roca.
Intuyendo que con otra, la engañaba
Por las callejas, le busca como loca.

Su latir con la pena desgajaba.
 Huyó a casa cual potro que desboca.

Su apostura febril, debilitaba.
 Derriba la pared luego, se enroca.

Se esconde detrás, de su armadura.
El llanto por sus ojos resbalaba
 Mojaba, las mejillas y su boca.
  
Ha  caído en un pozo, de  negrura.
  Ahora al Señor del Cielo, invoca.
Pidiendo que la dote, de alma pura

( Bruma )

lunes, 5 de febrero de 2018

LA LUZ DE TUS OJOS

Hoy vi la luz en sus ojos
El secreto en su mirada
Quise transitar por ellos
Hallé la puerta cerrada

Intuyo tras el portón
Hago ruido con la aldaba.
Oigo el crujir de un vestido
Y percibo el rezumar

De una piel muy perfumada.
Con un golpe, de nudillos,
Suave, como la alborada.
Llamo a su estancia, secreta

Me dice, no estoy vestida.
Te importa volver mañana?
Huelo a manzanilla fresca.
Que por el llavero escapa.

Y cuando me doy la vuelta...
Oigo decir despacito.
 Espérate… No te vayas…

( Bruma )

viernes, 2 de febrero de 2018

LAS ROGATIVAS DEL AGUA


Recuerdo que en mi niñez.
 En  periodos de sequía.
 Los Santos en procesión
Hacía los campos salían.
Y detrás el pueblo llano.
Cantando prerrogativas.

Para que cayera el agua.
Y engordasen las espigas.
Decían así…

Agua Señor, es agua, agua te pedimos.
Que se seca el trigo, la hierba no nace.
 Los animalitos se mueren de hambre...

No me se el nombre del Santo.
Que con las nubes trataba.
 Si se cumplía el milagro.
Si el cielo se encapotaba.

Si el agua por fin caía.
Si los trigos engordaban.
Y si la hierba nacía.
Y el animal se saciaba.

Lo que si tengo muy claro
Es que la gente devota
A los santos se aferraba.
Para pedir imposibles
Con cánticos de alabanza.

( Bruma )

lunes, 29 de enero de 2018

LAS ACEITUNAS

En las gélidas noches del frío invierno.
Al llegar a, Diciembre.
 Se mataba el cerdo.
Y pasando los reyes,  las aceitunas.
Se llenaban las cestas,
Una, por una.

Con una vara larga, también, ordeño.
 Y  haces de paciencia,
Caían al suelo.
Agacha en la tierra, cerca la cesta.
Cuanto anhelo y trabajo.
Hasta verla llena.

Dabas vuelta al olivo, le dabas vueltas.
No quedaba ninguna sin que la vieras.
Llegaba la merienda tan deseada.
Y el asiento una piedra
Que dura estaba

Las viandas del cerdo.
Son tu  sustento.
Torreznos, asaduras, también morcilla.
Y Hogazas de pan casero.
Todo envuelto en el trapo
Te daba vida.

Termina la merienda de vuelta al tajo.
Con la tripa repleta y los pies sobre tierra.
 Duro, el trabajo.
A la media tarde cargan, las bestias.
  Costales de aceitunas con la tarea.
Sujetarlas al mulo. Ay ¡¡
Lo que cuesta.

A mitad del camino sembrao de piedras.
La carga se resiente
“Ties” que, parar la marcha.
  Recomponerla.
Se termina el camino, la noche es negra.
Las bestias al molino
 Solitas llegan.

En pila de ladrillos, la miés espera.
A que llegue la hora.
De la molienda
En la torba metidas, llegan brincando.
Y los jarros del oro,irán preñando.
las aceiteras.

( Bruma )

viernes, 26 de enero de 2018

EL AMOR


Cuando el amor se presenta.
Con sus ardorosas llamas.
Abre tus puertas cerradas.
Tú  jubilosa le acoges.

Le cedes tu mejor cama.
Se aposenta en tu Pensil.
Se sienta en tu balconada.
y se queda por un tiempo.
Hasta que el fuego se apaga.

Y se convierte en pavesas.
Por el cosmos derramadas.
Se irá  buscando otro Lar.
Que muy pronto se amilana.

Te dejara sincopado.
Sin decirte que se va.
Y sin darte explicación.
De su partida excusada.

Se conduce, el bravucón.
  Cual damisela apocada.
Igual que vino se va.
Busca la puerta de atrás.
Huye en la noche cerrada.
Envuelto en capote negro.
Con su tizona envainada.


( Bruma )

jueves, 11 de enero de 2018

ES FUENLABRADA UNA VILLA

Es Fuenlabrada una villa.
De gentes hospitalarias.
Yo diría, la que más.
En la Siberia, “tie” fama.

Dice un dicho muy antiguo.
Un cántico de alabanza.
Que entre Peloche y Herrera.
Era la más, destacada.

En Peloche, no hagas noche.
En Herrera, las que quieras.
Y en ”Fuenlabrá” de los Montes.
Las semanitas, enteras.

Destaca su Corpus  Cristi.
Con sus dulces de la tierra.
Y en sus altares dispuestos.
Hay  perfume a hierba fresca.


Que esparcida por el suelo.
Te hacía perder la cabeza.

Hay un rollo de Santana.
Y a santa Ana en una ermita.
Desde Antaño, se venera.
Y el mes de Mayo brillaba.
Con su aroma, a rosas frescas.
Y cánticos a María.
Que es su hija y madre nuestra.

Hay una fuente la Niña.
Por un tiempo castigada.
Y  conmutada su pena.
Luce en la plaza, galana.
Posando sobre agua fresca.
Que sus dos caños, derraman

Otra fiesta, las candelas.
Que candelaria, se llama.
Y  amadrina una mujer.
 Un dulce, le dio su fama.
Pues triunfó, gracias a él.
Y candelilla, se llama.

Una iglesia con su torre.
Que del Románico data.
Luce erguida muchos años.
Y desde lejos destaca.

Se venera, a la Asunción.
El recinto así se llama,
Y luce en su frontispicio.
Una imagen de la Virgen.
Con su manto azul de plata.

(Bruma )